Birthright (2). Los preparativos del Consejo de Alaroine

Es urgente arreglar cuanto antes el problema de la sucesión, Alamie no puede permitirse estar sin rey durante mucho tiempo. Y a los personajes no les hace ninguna gracia que Moerlan Alam se postule como futuro Duque de Alamie, quizá debido al sospechoso y repentino fallecimiento de su hermano, o por su actitud agresiva y despectiva en cuanto se le plantea la posibilidad de considerar a su sobrina como legítima heredera al trono de Alamie.

Lo cierto es que muchos de los nobles de Alamie desprecian la idea de considerar a Leinam Alam, hija del fallecido duque, como heredera al trono ya que es mujer y además está desvinculada del reino desde hace muchos años. Esa circunstancia unida a la alta consideración que tiene entre los nobles Moerlan Alam como comandante hacen que si no todas al menos la gran mayoría de las casas importantes de Alamie consideren que el trono de Alamie ha de ser ocupado por Moerlan Alam.

El Pico del Cuervo, residencia del Senescal de Alamie

Los personajes advierten claramente esta situación en su entrevista con el senescal y gobernante de la provincia de Deseirain, Lord Moergan Deseirain. De camino de vuelta de Lofton hacia sus respectivos dominios, los personajes deciden hacer una parada en el Pico del Cuervo, la fortaleza y residencia de Lord Moergan Deseirain, con la finalidad de entrevistarse con el senescal y conocer su opinión respecto de la línea sucesoria. Lord Tanen, Lord Aldwin, Maese Silvan y Lord Gwydion son recibidos por el señor de la fortaleza el cual, cumpliendo con las antiguas leyes de la hospitalidad, les invita a compartir mesa y les ofrece alojamiento para pasar la noche y poder seguir su camino al día siguiente.

En el transcurso de la cena con la que les obsequia Lord Moergan Deseirain Maese Silvan pregunta a Lord Deseirain respecto de la posible existencia de otros descendientes del difunto Carilon Alam, distintos de la princesa Leinam o del hijo exiliado (del que todo el mundo evita hacer cualquier comentario). La mera sugerencia de tal posibilidad exalta a Lord Deseirain, entendiendo como una afrenta a la buena conducta del fallecido duque la mera sugerencia de la existencia de hijos bastardos y considerándolo un comentario impertinente, más al haber sido realizado en presencia del Santo Custodio de Haelin, pues tanto el difunto duque como el mismo Lord Deseirain siempre han sido estrictos observantes de la fe de Haelin y cumplidores respecto de la debida observancia del deber de fidelidad en el matrimonio -al menos eso afirma en presencia de Lord Aldwin Saherg-.  Con ciertos esfuerzos se reconduce la conversación, se apaciguan -un poco- los ánimos del senescal y nos termina manifestando su convencimiento de que Alamie volverá a ser grande una vez Lord Moerlan Alam ocupe el trono ducal.

En esas circunstancias los personajes aúnan esfuerzos para localizar y asegurar la presencia de la princesa en el Consejo convocado para la elección del futuro gobernante de Alamie y poder plantear a los nobles la posibilidad de que ella ocupe el trono que ha quedado vacante tras la repentina muerte de su padre, o al menos que ésta pueda manifestar su opinión al respecto, pues no les parece adecuado a los personajes que se adopte decisión alguna respecto de la sucesión en ausencia de la única descendiente del difunto Duque (obviando al hijo exiliado).

El mago del reino, Lord Gwydion, intenta escrutar por medios arcanos dónde se encuentra la princesa Leinam Alam en estos momentos así como saber si se está a salvo. A pesar de sus esfuerzos no le es posible obtener datos concretos pero sí el convencimiento de que el viaje de la princesa le aguardan peligros que pueden como mínimo “obstaculizar” su llegada a Alamie desde la ciudad imperial.

Dada la situación y en previsión de posibles incidentes en el viaje de regreso de Leinam Alam, Lord Tanen (gobernante de Sorelies), Lord Aldwin Saherg (el Santo Custodio de la Fe de Haelin) y Lord Gwydion (Conde de Maesford y mago del Reino) deciden enviar a varios de sus lugartenientes respectivos comandando un grupo de hombres y exploradores para salir al encuentro de la princesa y así escoltarla en su viaje de regreso a Alamie. Maese Silvan (Gran Maestre de la Casa de la Fortuna) colabora financiando la expedición. En concreto, Lord Tanen envió a su prima Tania Tannenberg (una célebre bardo de Sorelies, pero conocida en todo el reino), Lord Aldwin a Ithin (un guerrero especialmente devoto de Haelin), y Lord Gwydion a Asher Darksky (un curtido explorador).

En su camino hacia el sur la fuerza expedicionaria recibe noticias de que la princesa y su comitiva fue vista camino de Dashcoat, en la provincia de Canluor (reino de Avanil). En Dashcoat se encuentra un embarcadero desde el que parte un ferry que une la provincia de Canluor (Avanil) con la provincia de Maesford (en Alamie). Aparentemente es el camino menos peligroso ya que de ese modo evitaría adentrarse en territorio de Tuornen o de Endier. Con dicha información la expedición liderada por Ithin apura el paso para llegar cuanto antes a Dashcoat.

La posada del Cuerno Largo, un lugar agradable en el que reposar antes de una travesía en ferry hacia Alamie

 

A paso apresurado cruzan en el ferry ya iniciada la noche y, en las proximidades del embarcadero, en territorio de Avanil, advierten unas luces procedentes de las ventanas de una posada: la Posada del Cuerno Largo, un establecimiento para dar servicio a los numerosos viajeros y comerciantes que utilizan el ferry. Según se acercan a la posada comprueban que en la misma hay bastante actividad ya que hay una buena cantidad de caballos en los establos. Junto a los establos, a un lado de la posada, encuentran un carruaje cerrado, como el que podría usar una princesa para realizar un largo camino de vuelta a su reino…

Ya dentro de la posada se encuentran con Lord Grevaer, un guerrero de Avanil que está al mando del grupo de soldados que se alojan en la posada. Tras verificar por su parte quiénes eran los recién llegados y sus intenciones admite ser el encargado de escoltar a la princesa Leinam Alam desde la Ciudad de Anuire y accede de buenas maneras a ceder la custodia de la misma a los enviados de los personajes.

Pero no todo puede ser tan fácil… Poco antes del amanecer se percatan de que algo sucede en el embarcadero de Dashcoat.  Un nutrido grupo de guerreros se han apoderado del control del ferry, impidiendo el regreso a Alamie con la princesa. Se trata de los Black Nails, una reputada compañía mercenaria.

wp-1480460970100.jpeg
Los Black Nails, unos tipos duros.

Se da la voz de alarma y las tropas enviadas a la expedición forman frente a la Posada del Cuerno Largo, preparadas para lo peor. El aspecto de los Black Nails es realmente estremecedor: son guerreros curtidos en innumerables batallas y se preocupan mucho de hacerlo evidente con su aspecto amenazador.

Con la intención de agotar todas las posibilidades, Ithin se adelanta para parlamentar y verificar las intenciones de los Black Nails. Milagrosamente y tras una dura negociación y regateo los lugartenientes de los personajes consiguen que la compañía mercenaria se retire del embarcadero, eso sí, a cambio de un pesado cofre con un contenido que sin duda superaría el valor de lo que fuera que les hubiese ofrecido quién los contrató. Aunque no se ha logrado descubrir quién contrató a los Black Nails, todas las sospechas se dirigen hacia Moerlan Alam, ya que él sería el gran beneficiario de la desaparición de la princesa o al menos de su ausencia en el Consejo que decidirá quien será el futuro Duque de Alamie, o Duquesa…

Tras el anterior encuentro el viaje de la princesa transcurre sin incidencias hasta Lofton, la capital de Alamie. Finalmente, gracias a Ithin, Tania y Asher la princesa podrá estar presente en el Consejo de notables de Alamie.

Mientras tanto, antes de la celebración del Consejo de Alaroine, los personajes protagonistas se dedican a atender ciertos asuntos personales, que trataremos en la siguiente entrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s